Limpergal

Conciliación de la vida familiar y laboral
 

La conciliación de la vida personal, familiar y laboral es ya un derecho para todos los trabajadores/as (Art. 44 de la Ley Orgánica 3/2007). La puesta en marcha de Planes de Conciliación no sólo permite adaptarse a la nueva ley sino que su adopción supone una ventaja competitiva y una buena forma de retención del talento.

Las empresas que valoran, atienden, escuchan y recompensan a su capital humano, fidelizan a su plantilla y se convierten en organizaciones competitivas y exitosas. Los trabajadores que logran alcanzar un equilibrio entre su vida familiar y laboral, suelen ser más productivos, mostrarse más satisfechos y demuestran un mayor compromiso hacia su empresa.

Los beneficios para los trabajadores y las empresas son amplios como:

Trabajadores:

  • Ayuda a equilibrar vida personal y laboral, lo cual reduce notablemente el estrés y el absentismo laboral.
  • Elimina ciertas barreras para acceder y mantener el empleo.
  • Mejora la gestión de la vida laboral de los trabajadores.

Empresas:

  • Incrementa la productividad personal, lo que repercute en una alta eficiencia empresarial.
  • Motiva y retiene a la plantilla.
  • Incorpora la igualdad de oportunidades, sostenibilidad social y ambiental.

Limpergal S.L., consciente de la necesidad de mejorar la situación de sus trabajadores, apoya la Ley de conciliación de la vida personal y laboral. Prueba de ello es que trabajadoras de la empresa se acogieron a esas medidas facilitando una mejora en su vida laboral y personal. Entre estas medidas, una de las más solicitadas es la “Reducción de la jornada por razones de cuidado de hijos menores de edad”.

Hay que destacar que LIMPERGAL, S.L. ofrece otras mejoras además de las medidas establecidas en la ley mencionada anteriormente, con las que pretende apoyar a sus trabajadores/as y ayudar a que la vida laboral sea compatible con la vida familiar:

  • Soluciones laborales para las víctimas de la violencia de género. En este apartado, LIMPERGAL, S.L. se compromete a que las personas que hayan sufrido violencia de género tengan la posibilidad de trasladarse a otra ciudad en la que la empresa tiene delegaciones, siempre que la demanda de trabajo lo permita.
  • Diez horas al año para acudir a tutorías de colegio de hijos de 0 a 16 años, que se recuperarán en trabajo y si no, no retribuidas, previo aviso mínimo de un día.
  • Los hijos de los emplead@s tienen prioridad para realizar prácticas de empresa, en cualquiera de nuestras delegaciones.
  • Los hijos de los emplead@s tendrán preferencia de contratación, cuando sean hijos de trabajadores que hayan permanecido en la empresa más de 10 años y siempre que cumplan los requisitos necesarios para la realización del servicio.
  • Se procurará el acercamiento del lugar de trabajo al domicilio siempre que sea posible.
  • El personal que esté a jornada completa en el mismo centro de trabajo y no se encuentre a turnos, siempre que el cliente lo facilite, podrá flexibilizar su horario de entrada y salida.
  • Como medida de fomento de empleo, todas las excedencias deberán ser suplidas obligatoriamente por nuevas contrataciones, así como las suspensiones de maternidad.

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información